18/5/10

(FLS2010)El libro que no cesa

(vía La Razón)

El libro que no cesa, por Juana Muñoz

El desarrollo de las nuevas tecnologías va a traer inevitables cambios, por lo que tendremos que adaptarnos a ese nuevo entorno del que los niños y jóvenes, sobre todo, ya forman parte

¿O sí cesa? El título de una de las más conocidas obras de Miguel Hernández, poeta homenajeado en la Feria del Libro de Sevilla 2010 con motivo de su centenario, nos sirve con su simple y precioso título para preguntarnos sobre la dicotomía que tenemos planteada en torno al libro actualmente, en el sentido del libro como objeto, símbolo y sentido de la Feria al cual lo dedicamos, y en otro aspecto, acerca de su transformación futura y de las distintas formas que pueda ofrecer a partir de ahora, enmarcadas en los nuevos adjetivos que se le aplican: libro digital, electrónico o innovadores formatos que nos pueden a llevar a pensar en la desaparición de su soporte actual.
Independientemente de cómo se desarrolle esta polémica, una vez acabada la Feria del Libro de Sevilla 2010, el título válganos también para hacernos pensar que, efectivamente, el interés hacia él no debe cesar y que el libro sigue, y del mismo modo la Feria en torno a él, sobre todo si tenemos en cuenta e incidimos en la idea de que la Feria del Libro nace de la voluntad de enriquecer el interés sobre el libro como lugar de intercambios destinado a presentar las ediciones, publicaciones o realizaciones también creadas con gran esfuerzo e imaginación, al margen de la gran producción comercial y de los circuitos de distribución. En este proyecto –es decir, reunión más que feria, exposición o transacción– todo se juega, pero el visitante puede percibir cómo gracias a esta multiplicidad de aproximaciones, el libro encuentra su sentido natural de diálogo, emociones e ilusión compartida.
Por otro lado y como hemos señalado, el desarrollo de las nuevas tecnologías va a traer inevitables cambios, por lo que tendremos que adaptarnos a ese nuevo entorno del que los niños y jóvenes, sobre todo, ya forman parte, y reconocer que nos encontramos con nuevos hábitos o nuevas formas de acceder a la lectura.
Aunque se piense que este panorama pueda acarrear un futuro incierto para las ferias del libro tal como las conocemos hoy, sin embargo, creemos que este desarrollo va a colocar a la lectura, que es lo que nos importa, en el lugar que le corresponde, pues, más allá del propio encuentro o contraste de títulos ofrecidos, lo que es en sí lo más interesante de la Feria del Libro es, no lo olvidemos, que constituye un coloquio donde se despejan las proposiciones del autor-lector, a través de una imagen ligada al dinamismo, a la innovación, y, por supuesto, a la creación.
Para la Asociación Feria del Libro de Sevilla, soporte de la misma, constituye una valiosa orientación en la línea permanente de adaptar las previsiones del sector que nos ocupa a las exigencias del público, para ofrecer medios e instrumentos suficientemente contrastados y para mantener el interés permanente sobre el libro y la lectura.
Al acabar este ejercicio queremos dejar constancia pública de agradecimiento a todas las instituciones y organismos que la han hecho posible, a los miembros de la asociación que prestaron su compromiso y entusiasmo, al equipo director que ha puesto todo su esfuerzo para la realización material de la misma y al público que nos ha visitado y disfrutado de todo su amplio programa de actividades.
Con estos agradecimientos y esta ayuda declaramos el compromiso de continuar trabajando, con renovados esfuerzos, a fin de desarrollar la próxima Feria del Libro para ofrecer a todos los que asisten un interés permanente por el libro y la lectura, que es desde siempre nuestro objetivo principal.


*Juana Muñoz es presidenta de la Asociación Feria del Libro de Sevilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.